<img src="//marketing.net.gafas.es/ts/i4661476/tsc?sid=general&amp;rrf=!!HTTP_referer!!&amp;rmd=0" width="1" height="1" border="0" style="display:none;">

Diferencias entre lentes progresivas y bifocales.

avatar

Escrito por Inma - 23 agosto, 2017

header-picture

En el mercado existe una amplia gama de tipos de lentes. Podemos diferenciarlas en función de los materiales de fabricación o por la distancia a la que te permite enfocar esa lente:monofocal de cerca o de lejos, bifocal o progresiva. Pero ¿conoces realmente las diferencias entre las gafas bifocales y las progresivas?

En este artículo, aclararemos las diferencias entre las lentes bifocales y las progresivas, viendo las características que singularizan a cada una. Ambos tipos de gafas se utilizan para la presbicia o vista cansada, que normalmente suele estar presente en la mayoría de personas que superan los 40 años.

Los expertos médicos creen que, a medida que vamos envejeciendo, los cambios en las proteínas del cristalino lo hacen más rígido y menos flexible, así como los músculos que lo rodean. Por este motivo, con el paso de los años y a medida que el cristalino se va haciendo menos flexible, el ojo empieza a presentar dificultades para enfocar los objetos cercanos.

¿Qué gafas utilizar para la presbicia, bifocales o progresivas?

En los últimos años, se han producido grandes avances científicos en el campo de la óptica, para corregir la presbicia, pasando de las lentes simples bifocales a lentes de última tecnología como las progresivas. La mayoría de usuarios de bifocales se han cambiado a las progresivas porque son mucho más cómodas para el día a día.

Las lentes bifocales

Estas lentes tienen dos graduaciones diferentes que corrigen errores o defectos refractivos en la visión de cerca y de lejos. En el pasado, eran la mejor solución para la gente que tenía presbicia hasta que se inventaron las lentes progresivas pero en la actualidad es un producto en declive.

Fueron creadas para corregir dos errores refractivos diferentes, presbicia y miopía. Para entender cómo funcionan es necesario saber cómo funcionan los ojos. Por ejemplo, cuando miramos algo que está cerca, es decir algo que tenemos en nuestra visión próxima, solemos enfocar con nuestros ojos hacia abajo, como a unos 20 centímetros. En cambio, cuando tenemos que mirar algo que se encuentra lejos, nuestro ojo enfoca algo más arriba, mirando de frente.

Este efecto se aprovecha en las gafas para presbicia colocando la graduación de cerca en la parte inferior del cristal y la de lejos en la superior. En el caso de las bifocales hay solo una pequeña zona abajo dedicada a la visión de cerca, y todo el resto a visión lejana. Hay bifocales que solo cuentan con la corrección en la parte de abajo y la de arriba se mantiene sin graduar, para personas que no tienen más necesidades visuales.

Desventajas de las lentes bifocales

Cuentan con un campo de visión de cerca y de lejos, pero no intermedio, es decir, salta de un campo de visión a otro de una manera abrupta. Es una lente que no ofrece una visión natural y cuesta bastante adaptarse.

Las lentes bifocales son rechazadas por los usuarios frente a las progresivas, porque las bifocales son antiestéticas, todo el mundo puede apreciar la media luna en la parte inferior de las lentes que divide la parte inferior con la parte superior de la lente.

Por otro lado, resultan incómodas para utilizar el ordenador, ya que el ordenador se suele encontrar a una distancia media. Para usar el ordenador con bifocales, habría que acercarse mucho la pantalla y mirarla inclinando la cabeza hacia atrás para verla por la zona de cerca, en una postura muy forzada. Es difícil acostumbrase a las gafas bifocales, puede causar colores de cabeza, cuello, espalda, así como visión distorsionada y molestias oculares (picor, lagrimeo y escozor de ojos).

Lentes progresivas: las mejores gafas para la presbicia

Estas tienen como su nombre indica una graduación progresiva, que abarca los campos cercanos, intermedios y lejanos. La parte inferior de la lente está graduada para ver de cerca, la parte central para una visión intermedia y la superior para ver de lejos.

Uno de los mitos más extendidos sobre este tipo de lentes es que requieren bastante tiempo para adaptarse, pero no es verdad. Las nuevas lentes progresivas tienen una tecnología que reduce al mínimo el tiempo de adaptación, además en la mayoría de los casos los usuarios no necesitan este periodo de adaptación.

Las ventajas de las gafas progresivas de última generación como Steiner es que están diseñadas para adaptarse fácil y rápidamente, eliminar las distorsiones y mareos. Si quieres saber más sobre las gafas progresivas de última tecnología, regístrate en la oferta de Steiner y te reservaremos una cita en una de nuestras ópticas más cercanas, donde te atenderá un óptico experto, resolverá todas tus dudas y te aconsejará las mejores gafas en función de tus necesidades visuales.

Topics: Consejos y Curiosidades

Ver oferta de gafas progresivas >

Entradas recientes en el blog