Glosario gafas.es - Adición

Glossar

¿Sabías que...?

Es difícil de creer, pero con nuestros ojos podemos ver más de diez millones de colores diferentes. Como si eso no fuera suficiente, además algunas mujeres tienen una determinada genética que les permite ver aún más millones de colores.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Adición

 

¿Podemos ayudarte en algo más?

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

El parámetro Adición se utiliza en caso de gafas progresivas, bifocales u otras multifocales. Este tipo de gafas son de ayuda en caso de personas cuyas dificultades de poder ver con nitidez no se limitan a un pequeño rango de distancias, es decir, que su capacidad de modificar el ajuste de la lente del ojo ya no es suficiente para poder enfocar a distintas distancias (capacidad de acomodación). Esta dificultad suele producirse a partir de los 40 años de edad, y se conoce como presbicia, o, popularmente, Vista cansada.

Se utilizan habitualmente tres tipos de lentes que ayudan en esta situación: las bifocales, las trifocales y las progresivas. En las lentes bifocales se reserva una parte de la misma para la visión cercana, mientras que el resto permite enfocar a lo lejos. En caso de trifocales se reserva además una zona para poder enfocar a distancias intermedias. Las lentes progresivas son la variante más moderna de las lentes multifocales, pues facilitan en una única lente la visión cercana, intermedia y lejana, pero de forma continua (progresivamente, como su nombre indica), en una transición suave, sin que haya cambios abruptos. Al usar gafas progresivas hay que tener en cuenta que es necesario modificar la orientación de la mirada en función de la distancia a la que se quiere enfocar.

Esta información sobre las gafas mutifocales sirve de base para facilitar la comprensión del término Adición. Se trata de la potencia esférica adicional de las lentes que resulta necesaria para la visión cercana. La Esfera de estas lentes indica la fuerza de la corrección necesaria para ver bien a lo lejos, y la Adición la potencia adicional para enfocar bien a distancias cortas. La suma de ambas es la potencia de la corrección para la visión cercana, que se utiliza en caso de gafas de lectura, pensadas para enfocar exclusivamente a esta distancia cercana. La distancia para la que se mide este parámetro de visión cercana no es siempre la misma, sino que depende del uso que se quiere dar a esas gafas. La lectura de libros se suele realizar a distancias más cercanas que mirar una pantalla de ordenador, especialmente si esta es grande. La adición varía en función de la distancia de visión cercana para la que se diseñan tus gafas multifocales o de lectura.

Un ejemplo serían las gafas para una persona con miopía, que se corrige para la visión lejana por ejemplo con una esfera de -2,5 dioptrías. Con la edad, llegará un momento en que esa misma persona se quitará las gafas para leer porque la presbicia y la miopía se contrarrestan. Cuando por su presbicia necesite una adición de +2,5 para la visión cercana, en principio, esta persona no necesitaría gafas para cerca, ya que a esta distancia la corrección que necesita tiene una potencia esférica cero. Al contrario, en caso de hipermétropes puede ser necesario, por ejemplo, una esfera de +2 para mirar a lo lejos, y una adición de +2,5 para la visión cercana. Para una prescripción de unas gafas de lectura monofocales esta persona necesitaría una esfera de +4,5 dioptrías.

La pérdida de capacidad de acomodación suele aumentar con la edad. Por ello, con el tiempo las personas présbitas pueden necesitar una adición mayor que inicialmente, cuando todavía conservaban parte de su natural capacidad de acomodación.

Otros conceptos relacionados que te pueden interesar:

¿Podemos ayudarte en algo más?

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z