Glosario gafas.es - Acetato

Glossar

Índice del glosario gafas.es

 

Acetato


Un material ligero y por ello especialmente confortable que se utiliza para la fabricación de gafas es el acetato (o los acetatos). El acetato se conoce de la fabricación textil, ya que se obtiene en gran parte del algodón. Este material resulta especialmente ventajoso para la fabricación de gafas por su reducido peso, lo que evita una excesiva presión del peso de las gafas sobre el dorso de la nariz. La adaptación individual del asiento de las gafas sobre la cara resulta muy fácilmente realizable ya que el acetato se convierte en moldeable con un ligero calentamiento. En frío la forma de las gafas fabricadas en acetato se mantiene estable, y su material no se vuelve quebradizo tras el tratamiento de calor.

Otra ventaja del acetato consiste en la especial facilidad de su proceso de producción. Por todo ello, el acetato resulta un material muy adecuado para gafas desde todas las perspectivas: Muy agradable para los usuarios de gafas por su ligereza y comodidad; idóneo para el óptico por la facilidad de moldeado de las gafas para para ajustarlas al cliente; y óptimo para la industria de fabricación de monturas, ya que se puede producir y transformar con facilidad. El proceso de producción se basa en un procedimiento simple: Para obtener el material básico, se parte de polvo blanco de algodón, al que se añaden alcohol y acetona. Luego se aplican diferentes técnicas para transformar esta materia prima en una montura de gafas.

No se deben subestimar los aspectos creativos de esta transformación, ya que de ellos depende lo inconfundible de cada diseño de gafas. Lo creativo no se limita a las formas que se les da al material, sino se expresa también en el desarrollo de sus colores. Efectos muy interesantes se obtienen mediante un especial método de laminado, en el que el fabricante aplica en la forma bruta distintos colores en capas transparentes. Las matices de color se aprecian especialmente bien en el acetato debido a su natural brillo semi-mate casi sedoso. Por ello, los modelos de gafas fabricados en acetato tienen siempre un suave brillo que recuerda al de la seda.